Fácil Acceso a Viviendas en Perú con Subsidios de Vivienda

A  través de un convenio firmado entre el Fondo Mivivienda y el BBVA para la adquisición de viviendas a costos solidario; se persigue motivar la entrega de créditos hipotecarios con altos beneficios. 

 

En aras de garantizar el acceso  a una vivienda propia y de condiciones sostenibles en BBVA y el Fondo Miviviendaa suscribieron un acuerdo. El programa Techo Propio busca apoyar en el uso oportuno del Bono Familia Habitacional y espera apoyar en  la compra de casas por parte de personas cuyas condiciones económicas son limitadas.

  

E Gobierno Peruano en su afán de promover el acceso a viviendas adecuadas, ha diseñado el Fondo Mivivienda que articula una alianza entre el estado y los sectores inmobiliarios con el objetivo de ofrecer soluciones habitacionales a familias de escasos recursos. A través de ese programa se estima atacar las deficiencias en cuanto a vivienda en Perú y lograr reducir significativamente la las necesidades de este rubro en el país. 

 

El BBVA Continental, en apoyo a esta iniciativa, ha decidido crear créditos hipotecarios cuyas tasas de interés beneficien a las personas que por sus ingresos bajos son elegibles a optar al Bono Familiar Habitacional y por ende acceder a la compra, construcción o mejora de su vivienda. 

 

Aumento de programas habitacionales

 

Según el Viceministro de Vivienda y Urbanismo del Gobierno Peruano; David Ramos, en una entrevista concedida al diario El Peruano, el sector de la vivienda ha estado en constante auge en cuanto a la promoción de programas habitaciones que se han traducido en la duplicación de los resultados obtenidos en años anteriores. Con iniciativas como estas se busca propiciar la construcción de más de cien mil viviendas este 2020.

 

En el caso de la construcción y acceso a viviendas para personas de escasos recursos, en los últimos años se ha incrementado exponencialmente, logrando a través del Bono Familiar Habitacional la entrega de más de 70 mil viviendas de interés social. 

 

Las dificultades de la población peruana para adquirir una vivienda está ligada a las altas tasas de interés y las dificultades económicas para la amortización del crédito hipotecario; traduciéndose así en varios años de ahorros para lograr acceder y pagar de forma exitosa una vivienda comprada. En el caso de las personas cuyos ingresos son escasos o cuya clasificación es de escasos recursos, el acceso a una vivienda digna podría tornarse una tarea más complicada aun con pocas posibilidades de amortizar o cancelar a tiempo. 

 

La sostenibilidad de las viviendas

 

El impacto ambiental y los innumerables proyectos para reducir el consumo en los servicios básico y sus consecuencias para el planeta, han sido una vanguardia en el mundo al momento de construir viviendas que puedan mejorar significativamente la calidad de vida y la reducción en los costos de servicios. 

 

En los últimos años se han desarrollado proyectos habitacionales que apuntan a la sostenibilidad de las viviendas desde la electricidad, la reutilización del agua, las fuentes de energía renovables y los materiales ecológicos para la construcción de las mismas. 

 

Perú no escapa de esta tendencia mundial y el BBVA ha diseñado el Bono Mivivienda Sostenible para ayudar a familias de recursos limitados al acceso de viviendas cuya sostenibilidad les permita una reducción de gastos en los servicios básicos como el agua y la electricidad.  Diseñando un aporte económico que no será reembolsado para la adquisición de viviendas que tengan una certificación como vivienda sostenible es uno de los subsidios diseñados por esta entidad financiera. 

 

El fomento en el ahorro en los servicios básicos al momento de adquirir una primera vivienda por parte de las familias con recursos bajos constituye un elemento innovador y fundamental para lograr satisfacer dos áreas que presentan dificultad; por un lado la reducción en los pagos mensuales que pudieran representar los servicios básicos y por otro el acceso a una vivienda digna con condiciones adecuadas. 

 

Las viviendas sostenibles representan una solución efectiva al problema global de la ecología debido a sus diversas formas de reutilización del recurso. Dotar la vivienda de algunos elementos importantes como una adecuada ventilación natural, una iluminación apegada a la energía renovable a través de la instalación de paneles solares y la reutilización de las aguas servidas para sistemas de riego y aguas negras son solo algunos elementos que impactan significativamente lo ambiental y lo económico de sus habitantes. 

 

Es innegable que el acceso a la vivienda en Perú para familias de escasos recursos está cada día más tornándose una luz al final del camino para las personas que unos años atrás veían imposible tener un espacio propio y digno para vivir. Con la aplicación de estas nuevas estrategias y alianzas entre el Estado Peruano y los sectores inmobiliarios, la escasez habitacional dejará de ser un problema y le otorgará a miles de familias un espacio adecuado que les genere bienestar. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *