Acceder a la vivienda, una realidad cada vez más tangible para los jóvenes peruanos

El Gobierno peruano ha creado el bono de arrendamiento de vivienda (BAV), mejor conocido como bono renta joven, un subsidio que, desde finales de 2019, apoya a la población de bajos recursos en el acceso al alquiler de vivienda e incentiva el ahorro para la futura compra. 

¿En qué consiste el subsidio?

Se otorgará un subsidio de 500 soles mensuales a los beneficiarios del bono, por un plazo máximo de 5 años. Ahora bien, de esos 500, el 70% estará destinado al pago de alquiler de vivienda y el restante 30% se dirigirá a una cuenta administrada por el fondo Mivivienda, sirviendo de ahorro familiar para la inicial de la compra de un inmueble en el futuro. 

¿Cuáles son los requisitos para su obtención?

Se entregará a la población de entre 18 y 40 años, que cumplan además con el siguiente perfil: tener un grupo familiar de al menos dos personas (de nacionalidad peruana), no poseer vivienda ni terreno propio y percibir sueldos no superiores a los 3538 soles. Además, los aspirantes al bono no pueden haber sido anteriormente beneficiarios de otros programas del fondo Mivivienda, ni estar en el registro de deudores judiciales morosos. A su vez, el monto del alquiler de la vivienda debe estar en el rango entre 750 y 1560 soles. 

Una importante precisión a destacar, es que los posibles beneficiarios pueden ser madres o padres solteros, ya que siempre y cuando tengan al menos un hijo o hija, el grupo familiar estará conformado por dos o más personas. 

El bono también permite el beneficio a amigos o convivientes. 

¿Cuántas personas han sido beneficiadas?

Hasta el momento, se han llevado a cabo tres convocatorias, la primera en el mes de octubre, destinado a 2000 grupos familiares, conformados por jóvenes de Lima, Trujillo y Arequipa. 

La segunda convocatoria, llevada a cabo en el mes de octubre de 2019, ofertó hasta 3000 bonos, en las ciudades de Lima-Callao, Cusco, Chiclayo, Huancayo y Piura. 

En el pasado mes de diciembre, se llevó a cabo la tercera convocatoria, para la asignación de 3000 nuevos bonos en Lima-Callao, Ica, Tacna, Ayacucho y Cajamarca. 

¿A dónde se debe acudir para solicitar el bono?

Dirigirse a los centros autorizados por el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, una vez que se realicen nuevas convocatorias, para formalizar las solicitudes, en las ciudades del Perú que sean beneficiadas. Días después de realizadas las nuevas convocatorias, la página web del supra citado ministerio publicará la lista de grupos familiares elegidos para ser beneficiarios del bono. 

La vivienda en el Perú en contexto: ¿es la vivienda un derecho humano?

La Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, establece el derecho universal a la vivienda, digna y adecuada como uno de los derechos humanos (numeral 1 del artículo 25). A su vez, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (artículo 11), establece que toda persona tiene el derecho a un nivel de vida adecuado para sí misma y para su familia, incluyendo alimentación, vestido y vivienda adecuadas y una mejora continuada de las condiciones de existencia.  

Además, en la Convención Iberoamericana de Derechos de los Jóvenes, adoptada en el mes de octubre de 2005, en la ciudad de Badajoz, España, se establece en su artículo 30, el derecho de la juventud a una vivienda digna y de calidad, que les permita desarrollar su proyecto de vida y sus relaciones de comunidad. 

Aunado a lo anterior, se establece que los Estados adoptarán medidas para la efectiva movilización de recursos, tanto públicos como privados, para facilitar el acceso de los jóvenes a una vivienda digna, siendo prioritarias las acciones destinadas a las personas de menos ingresos económicos. 

Cabe destacar que, el derecho a la vivienda como derecho fundamental no se encuentra establecido, de forma taxativa, en la Constitución Política del Perú, vigente desde el año 1993, sin embargo, la jurisprudencia más reciente ha ido incorporando este derecho e inclusive, congresistas peruanas como Ana María Choquehuanca de Villanueva y Marisa Glave Remy, han introducido proyectos de ley de Reforma Constitucional para incorporar este tema en la Constitución. 

En tal sentido, el bono viene a ser una importante política sectorial, considerando el porcentaje de población joven en el Perú (el Fondo de Población de las Naciones Unidas-UNFPA, indica que 3 de cada 10 peruanos son adolescentes y jóvenes, entre los 15 y 29 años), lo que equivale a cerca de 8 millones de personas, sin considerar el significante segmento poblacional, con edades comprendidas entre 29 y 40 años, tope para optar al bono de arrendamiento de vivienda.  

Por lo tanto, sea o no un derecho humano, el acceso a la vivienda digna y adecuada, por parte de la población joven, viene a ser un importante objetivo planteado por el gobierno peruano, que redundará en el corto, mediano y largo plazo en mayor bienestar y estabilidad económica y familiar. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *